Todo el equipo humano  de la Producción de Flor de Sal Azteca de Cuyutlán Colima México son el corazón de nuestras Salinas que cuidan día a día con todo el conocimiento, esmero, dedicación y cariño la producción y calidad de nuestro producto.

Prueba es, que desde su comienzo en el 2004 y hasta la fecha se siguen realizando investigaciones con la ayuda de expertos en la materia, estableciendo procesos de mejora continua.

Nuestro Equipo de Producción en la foto de la derecha

Directora General de Sal Azteca

Soy Nadia, originaria del Estado de México: 

Para mí es un placer que me leas, por ello te contaré un poco sobre mí y de cómo nació Sal Azteca. Así entenderás la razón del porqué estoy aquí compartiendo contigo este producto, esta empresa y el cómo he logrado materializar con mucho esfuerzo, cariño y dedicación todo esto solo para ti, que ahora me visitas en esta web.

En el año 2013 inicio toda esta aventura y aprendizaje para mí. En ese año, ya viviendo en España (ironías de la vida), conocí “La Flor de Sal” por medio de un médico mexicano que me la recomendó ampliamente. Como médico me habló de sus beneficios, características y cualidades, las cuales estudié e investigue. Así empecé a consumirla, con resultados muy beneficiosos para mí. Uno de ellos fue que en un par de meses me olvidé de la retención de líquidos que yo sufría (como tantas mujeres).

Y sabiendo que otras personas podían beneficiarse como yo,  me surgió como gratitud la inquietud de compartir las bondades de este alimento y condimento que es de  primera necesidad. Yo no podía quedarme egoístamente con este secreto sabiendo que la sal la consumimos el 99.9% de los seres humanos, y además la consumimos todos los días, y  que cada día que pasa incrementa más el porcentaje de  personas que padecen enfermedades relacionadas con el alto consumo de sodio.

Escuchaba historias de mis allegados a quienes les habían prohibido la sal y que sufrían por ello. Yo quería cambiarles la historia, porque pienso que todas las personas tienen el derecho de disfrutar el placer de los sabores sin poner en riesgo su salud. Primero empecé a compartirlo con las personas más cercanas a mí, en México y España. Yo quería ver de primera mano cómo les cambiaba la vida para bien y confirmar las pruebas científicas que ya lo demostraban.

Poco tiempo después empecé la planificación de mi proyecto para poder compartir este regalo de la naturaleza con el mundo. A ti no te puedo mentir: en el camino me encontré y tropecé con muchos obstáculos, me decepcioné de algunas personas, tuve miedos, hubo lágrimas  y muchas noches de desvelo por preocupación y otras por trabajo.

Pero yo repasaba cada mañana mis ‘porqués’, para poder vencer al ‘cómo’; y debo confesar que uno de mis porqués más importantes… eras tú.  Gracias a esta gran creencia e ilusión que tenía por compartir esta realidad de salud contigo, no abandoné mi sueño. Y gracias también a que siempre en cada instante conté con el apoyo de todos los míos, que me daban fuerza para seguir adelante, posteriormente en el momento adecuado y preciso (ni antes ni después, sino como si ya hubiese sido escrito), la vida me dio la oportunidad de conocer en México a mis productores. Y después convivir con ellos aquí, en España, así como cuando una gran familia se vuelve a reunir.

Yo disfruté de ellos, con su sabiduría y presencia: de nuestros paseos, charlas,  comidas españolas con Flor de Sal mexicana… Debo recalcar que sin ellos nada de esto sería posible.

A todos ellos (familia, amigos, productores y a ti) tengo mucho que agradecer y devolver. Sólo pido que mi tiempo de vida alcance para eso, y para poder brindarles mucho más, porque de esa manera podré regresar un poquito de lo mucho que me da la vida.

Espero de todo corazón que también seas de los tantos beneficiados que se han dado la oportunidad de probar y disfrutar de este regalo de la naturaleza, tan vital para vivir. Y si lo eres sólo te pido que como agradecimiento tú también compartas esta fuente de salud.

Me despido con un hasta pronto, no sin antes recordarte que eres importante para mí porque gracias a ti mi sueño de ayudar a mejorar la calidad de vida de tantas personas se hace realidad ahora. Así que siempre estaré del otro lado de tu pantalla para escuchar tu opinión, ayudarte a resolver cualquier duda, compartir información y brindarte el mejor servicio.

No dudes en ponerte en contacto conmigo.

¡¡Mil… mil gracias por estar aquí!!

Tu amiga

Nadia Torres

Directora General de Sal Azteca