Whats app
contacto@salazteca.com

La vida con y sin sal

Sal Mexicana -Venta Mayoristas y Minoristas

La vida con y sin sal

La vida con y sin sal

Seguramente, una de esas cosas que  va a estar presente en nuestros alimentos y en nuestra vida es la sal. Este tipo de condimento que da sabor a las comidas puede ser uno de los mejores ingredientes para muchas personas. Pero también una auténtica bomba de relojería para otras muchas.

Por eso, para coger perspectiva y entender su importancia, hoy trataremos de ver cómo es la vida con y sin sal.

Muchos expertos han analizado la vida con y sin sal y la mayoría de ellos han coincidido en su principal conclusión.

Y es que no se puede vivir sin sal, o al menos en teoría. Porque ha quedado demostrado que el consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud (y actualmente los alimentos, sobre todos los procesados, contienen un alto porcentaje de sal).

Pero para todo hay solución, y la solución a los efectos perjudiciales de la sal común tiene nombre propio: flor de sal azteca.

¿De verdad podemos vivir la vida con y sin sal de forma completa?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla, y es no. No podemos ver cómo sería vivir la vida con y sin sal sencillamente porque es imposible vivir sin nada de sal en el organismo.

Pero, entonces, ¿por qué los expertos recomiendan reducir o eliminar el consumo de sal común?

Pues otra respuesta sencilla, y es que este consumo puede ocasionar problemas de salud. Desde hipertensión, diabetes, problemas renales o cardiovasculares, retención de líquidos y un largo etc.

Debido a ello todos tenemos algún familiar, o incluso nosotros mismos, a quienes los médicos recomienden no tomar sal en sus comidas debido a alguno de estos problemas.

Teóricamente, al reducir su consumo se reducen las posibilidades de sufrir estos problemas. Pero claro, la vida con y sin sal es muy diferente y todos notamos el sabor de las comidas.

Por ello, si ya conocemos como es la vida con y sin sal y no queremos renunciar a su sabor pero tampoco queremos perjudicar nuestra salud, la solución es la sal azteca.

Se trata de un tipo de sal más natural con tan solo un 30% de sodio y más de 84 oligoelementos que nos ayudará a mantener todo el sabor al mismo tiempo que cuidamos de nuestra salud.