Ingredientes


Para el adobo de la carne a la Flor de sal Azteca:

  • Pimentón dulce de La Vera, 4 cucharadas soperas colmadas
  • Ajo en polvo, 1 cucharada
  • Cebolla en polvo, 1 cucharada
  • Tomillo seco, 1 cucharada
  • Vino blanco, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas

Para el asado de carne a la Flor de sal Azteca:

  • Carne en un solo trozo para asar (*)
  • Flore de Sal Azteca, cantidad necesaria para enterrar el trozo de carne
  • Agua, unas gotas

(*) Se recomiendan piezas redondas y enteras como el redondo de ternera,  el solomillo de ternera o de cerdo, el lomo de cerdo, o la aguja o cabezada de cerdo. En esta ocasión yo he utilizado una aguja de cerdo de algo más de 2 kg con la que salen unas 10 raciones. 

Preparación del Asado de carne a la Flore de sal Azteca


Adobar la carne a la Flor de sal Azteca

  1. Mezclamos todos los ingredientes del adobo en un bol hasta obtener una pasta homogénea.
  2. Bridamos la pieza de carne con una malla o con hilo de bridar tal como os explicábamos hace unos días en la entrada que podéis ver pinchando aquí. No es recomendable el uso de bridas de silicona porque con la Flor de sal Azteca se ponen bastante feas.
  3. Una vez atada la pieza de carne, la untamos bien por todas partes con el adobo. Podemos envolverla en papel film y dejarla reposar en la nevera toda la noche, aunque no es estrictamente necesario y con dejarla en el adobo el tiempo que tarda en calentarse el horno es suficiente.

Hornear la carne a la Flor de sal Azteca

  1. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Usaremos una bandeja de horno que no sea muy pesada y la forraremos de papel de hornear (así será mucho más fácil retirar la Flor de sal Azteca después). Cubrimos el fondo con una capa de sal de unos 2 cm de espesor, colocamos la pieza de carne atada y adobada y cubrimos con el resto de la Flor de sal Azteca hasta dejarla completamente enterrada.
  3. Humedecemos la sal con unas gotas de agua, para ello basta con mojarnos las manos y sacudirlas sobre la montaña de sal para salpicarla.
  4. Horneamos a 200ºC durante aproximadamente 50 minutos por cada kg de carne. Obtendremos un resultado perfecto si utilizamos un termómetro y retiramos nuestro asado del horno cuando comprobemos con el termómetro que la temperatura en el interior de la pieza está entre 65 y 68ºC. El tiempo total puede variar un poco en función de la temperatura inicial de la pieza de carne.