Soy fan número uno de Sal Azteca porque cambio mi forma de vida para bien… 

Sufro de alergia al sodio, también soy sensible a los aditivos alimentarios. Durante casi 20 años he sufrido el no poder comer sal, y si por accidente o apropósito llegaba a consumirla las consecuencias eran fatales para mí cuerpo; se me inflamaba la cara, los ojos, los labios, y me provoca en los días posteriores retención de líquidos de una manera exorbitante, en cuestión de dos días subía tres kilos sobre mi peso real.  

Además me aquejaba mentalmente la falta de sabor, nunca logre acostumbrarme por más que me reinventaba de todo para condimentar y darle sabor a mis alimentos.  

Leí sobre este producto, se lo comenté a mi médico; me dijo que probara y le comunicara el resultado, y así fue, lo probé  porque yo necesitaba una solución que hasta ese momento no había encontrado, ya estaba cansada de esas comidas insípidas. 

Ahora llevo 5 meses comiendo Flor de Sal Azteca y estoy bien,  la uso en todas mis comidas y me llevo mi Salerito a donde voy, mi paladar me lo agradece, no me causa alergia y ya me olvide de la hinchazón y acumulación de líquidos, por lo tanto mi médico me dijo que continuara, ya que no presentaba síntomas negativos al consumirla, debo mencionar que no me curo la alergia, más bien no me hace reacción el producto. 

Por mi experiencia te la recomiendo ampliamente, pero también te recomiendo que consultes a tu medico como yo lo hice. ¡Que viva la Flor de Sal Azteca! ¡Saludos!.