Todas las enfermedades son ácidas

El mar se mueve ondularmente desde hace millones de años, desgastando todos los minerales y piedras que existen en el planeta… Y esas partículas, están en suspensión en el agua del mar.

El hombre descubre que,  evaporando el agua del mar queda la SAL MARINA AZTECA y la FLOR DE SAL AZTECA. Esto lo realiza en zonas muy calientes y desérticas, canalizando el agua hacia lugares para su natural evaporación.

Al analizarla, verificamos que contiene, casi las mismas proporciones idénticas que el SUERO SANGUÍNEO, o sea “Todos los minerales que el organismo requiere”.

Es una realidad, esas proporciones son increíblemente parecidas, se podría decir exacta. (Por esto se dice que nuestro origen es el mar.)

Al consumir FLOR DE SAL AZTECA, encontramos “todos ” los minerales que el cuerpo necesita.

No es cierto que el agua de mar sea agua con sal (sodio y cloro). Es agua con los 118 elementos de la tabla periódica en su forma orgánica y biodisponible. Las moléculas de sodio (Na+) y cloro (Cl-) van por separado (en mayor proporción en la FLOR DE SAL AZTECA).

El Cl- constituye el 19-20% de los minerales del agua de mar hipertónica (35g/1L) y el Na+, solamente el 9-10%. El 5% restante lo componen los 118 elementos de la tabla periódica en su forma orgánica y biodisponible.

El agua del medio interno de todos los vertebrados, incluidos los peces, es isotónica en concentración de 9g de minerales por 1L. Las lágrimas, el sudor, la sangre y las excreciones y secreciones humorales son “saladas”

El pH alcalino del agua de mar, 8.4, no es compatible con la vida microbiana de procedencia terrestre o por contaminación. Parámetro vital que no permite vivir a ningún cultivo microbiano terrestre.

Desde el siglo pasado se sabe, por los descubrimientos del médico y científico francés René Quinton (1867-1925), que el agua de mar tiene un gran valor para hidratar y recargar electrolíticamente las células, re-equilibrando  la función enzimática y promueve la regeneración celular.

Objetivos de todas las terapias medicas alópatas como naturistas.

Enfermedades ácidas

Todas las enfermedades son ácidas – El cuerpo

El hambre celular y la hiperclorhidria no se tienen en cuenta para combatir la obesidad, ambas se pueden controlar con el agua de mar. La nutrición celular con agua de mar elimina la sensación de hambre.

Además de acabar con el Helicobacter pylori y la hiperclorhidria. Todas las enfermedades son ácidas.

Mantener un pH entre 7.37-7.47, o sea, alcalino es fundamental.

La nutrición orgánica vegetal y alcalina, es la asignatura pendiente de los nutricionistas y proveedores de salud naturistas o alópatas.

Recomendar leche y productos lácteos por encima del primer año de edad es perjudicial para la Salud Pública. Recomendar calcio, sin especificar que no se absorberá sin la presencia de la Vitamina D que necesita del sol para su fijación, es la causa de raquitismo en los niños y de la artrosis, así como también de la osteoporosis en los adultos.

La mayoría de los profesionales pretenden ignorar que el agua de mar se absorbe no sólo por la piel sino, también, por las mucosas de la nariz, los oídos, los ojos, los genitales y el ano.

Entonces, ¿Por qué no beberla?

Porque todos los vertebrados, incluidos los humanos y los peces, somos agua de mar isotónica (9g/1L), lo que es completamente compatible con el agua hipertónica de mar (35g/1L), ya que es diurética y se isotónica fácilmente en los organismos.

Además, todas las enfermedades son ácidas (pH inferior a 7), mientras el pH humano es alcalino (7,37-7,47) y en un organismo alcalino y oxigenado (alto consumo de oxígeno), es imposible que se cultive el cáncer, o cualquier enfermedad, tal como lo demostró Otto Warburg, Premio Nobel por dos veces (1954-1962).

El pH alcalino del agua de mar es de 8,4; y cada litro de agua de mar tiene 965cc de agua (H2O) y 35g de minerales orgánicos, además de los componentes citados anteriormente, al definir las características de la sopa marina microscópica e invisible al ojo humano, pero capaz de nutrir y dar vida a la mayor biomasa del planeta.

En el año 1931 el científico Otto Heinrich Warburg (1883-1970) recibió el premio Nobel por descubrir la causa primaria del cáncer en su tesis “La causa primaria y la prevención del cáncer”

  • “La falta de oxígeno y la acidosis son las dos caras de una misma moneda: cuando usted tiene uno, usted tiene el otro”.
  • “Las substancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno”.
  • “Privar a una célula de oxígeno durante 48 horas puede convertirla en cancerosa”.
  • “Todas las células normales tienen un requisito absoluto para el oxígeno, pero las células cancerosas pueden vivir sin oxígeno (esta es una regla sin excepción)”.
  • “Los tejidos cancerosos son tejidos ácidos, mientras que los sanos son tejidos alcalinos”.

Demostracion de Warburg

En su obra “El metabolismo de los tumores”, Warburg demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas: la acidosis y la hipoxia (falta de oxígeno). También descubrió que las células cancerosas son anaerobias (no respiran oxígeno) y no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. En cambio, sobreviven gracias a la glucosa siempre y cuando el entorno esté libre de oxígeno.

El resultado acidificante o alcalinizante se mide a través de una escala llamada PH, cuyos valores se encuentran en un rango de 0 a 14, siendo el PH 7 un PH neutro. Es importante saber cómo afectan a la salud los alimentos ácidos y alcalinos, ya que para que las células funcionen en forma correcta y adecuada su PH debe ser ligeramente alcalino. En una persona sana el PH de la sangre se encuentra entre 7,40 y 7,45. Tener en cuenta que si el PH sanguíneo cayera por debajo de 7 entraríamos en un estado de coma próximo a la muerte.